EL GRAN COMBATE - Jesse Mattix

En Mateo 16:18 … sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Mirando el mundo que me rodea y noticias internacionales me es fácil dudar de la profecía de Jesús en el texto anterior. Me paso mirando la apatía en iglesias de norte America y Europa (noticias). Lo que puedo ver es una retirada de guerra, un cansancio de la Iglesia donde se prefiere la postura de no preguntar ni molestar al vecino. Si el evangelio es el avance de la iglesia incursionando en el territorio de los condenados al infierno, esta pobre el asunto. Hay un poco de aliento en latino America y partes de Asia. Queda aun el mover poderoso del Espíritu de Dios saliendo de esto lugares y aun alcanzando los confines de la tierra. De todas maneras cada uno de nosotros debe mirar bien la prioridad nuestra y presentarnos dispuestos al plan eterno.
¿Qué oportunidad habrá visto Satanás cuando entro Dios encarnado como bebe humano a desbaratar su versión de la historia mundial? Mateo 11:12 contiene una frase críptica hablando de la violencia contra el plan eterno del reino de Dios. “el Reino de los Cielos sufre violencia, y los violentos lo conquistan por la fuerza”. Es difícil de interpretar pero muestra una lucha entre el plan de Dios y el plan del maligno.
Pienso que Satanás jugo en grande durante el ministerio de Jesús por la cantidad de demonios que surgen a molestar y encontrarse con el Rey del cielo. Posiblemente mal entendió la muerte del Hijo de Dios, creyó que había vencido al fin. Fue una guerra con armas políticas contra el Mesías, cortando la esperanza de un salvador para Israel. Pero no contó con la resurrección y la victoria sobre el pecado y la muerte. Fue un golpe mortal a Satanás, quitando la arma que hasta entonces nadie le pudo negar, la
muerte. Su plan de contención, suprimiendo la fe en Jesús durante su vida tuvo poco efecto pues no vio el propósito mayor, la redención del mundo.
Entrando en el libro de Los Hechos de los Apóstoles, vemos un desborde de poder Divino y misión, hasta llenar el mundo. El evangelio no se pudo contener en Jerusalen ni en la nación judía. Pronto esta cruzando Asia menor (Turquía) y llegando a Roma.
Se puede ver milagros, fe, compromiso y crecimiento aun en gentiles quienes primera vez oyen de un Dios creador. Un par de veces se oye decir a los religiosos ofendidos por el Evangelio que lo están “llenando todo de esta doctrina”. También hace impacto el evangelio en los mercaderes de Efeso y ellos se ofenden protegiendo su negocio pues cambió la realidad económica de su ciudad. El evangelio tiene consecuencias enormes donde llega a transformar el espíritu del hombre y el resto de su vida cambia aun el vecino se ve afectado.
Se nos termina el relato de la Iglesia cuando Pablo llega a Roma a predicar, pero el Evangelio continua su avance durante los primeros siglos a paso gigantesco. Esto se da a pesar de grandes oposiciones por el imperio Romano. Ellos consideran el efecto del evangelio un gran riesgo al modo de vida y cultura romana. Se enumeran 10 grande persecuciones y muchos miles de muertos cristianos. Pero el dicho que surgió es esto fue, “la sangre de los mártires es la semilla de la Iglesia”. Especialmente entre los pobres y necesitados de la sociedad se forma la Iglesia, y habían muchos sin derechos en el imperio. Las fuerzas diabólicas estaban confusas por el reverso a pesar de tener todo el poder del imperio a su mando. Pero llegaron a una nueva estrategia, les declararon la paz.
Hasta ahora es una pregunta conmovedora, ¿Constantino el emperador hizo o no hizo un favor a la Iglesia al detener las persecuciones? No solo freno la persecución, Constantino vio una alianza estratégica con los “pobres” y numerosos cristianos favoreciendo su política de estado. Constantino dio a los lideres de la iglesia un lugar en el impero y con el poder los sedujo y los amansó. Desde aquí hubieron algunos avances doctrinales, organizativos y políticos pero ya no avanzo al mismo paso el evangelio. Durante los años 400s se cae el imperio Romano y el avance se borra entrando en lo que llamamos la era oscura. Oscura porque se devalúa el efecto iluminado de la Palabra de Dios, se degenera el poder transformador del evangelio y la cultura decae. No tardo más de unos siglos y se levanta un grande enemigo del evangelio.
En los años 700s comienza una religion rival del cristianismo y ganó enorme caudal entre los países más cristianizados del medio oriente y el norte de Africa, el Islam. Su religión de mucho fervor y sanguinaria en su aplicación era casi placentera comparada con la decadencia de la Iglesia y su evangelio sin poder. El avance fue enorme y a duras penas Europa salvo sus fronteras entre las guerras religiosas. El Evangelio estaba paralizado en todo sentido. Sin la fuente de la Palabra de Dios y sin oír el Espíritu Santo, todas las estrategias institucionales de un aparato religioso patinaban
sin efecto alguno.
Aunque el aparato de Iglesia quedó estancado, Dios hablo de un modo y otro a través de hombres bravos, fieles y piadosos. Estos mantenían un resplandor del evangelio y los que los oían eran refrescados por la palabra de Dios. La chispa que se mantenía finalmente estallo en gran luz durante el tiempo de los reformadores, y hubieron muchos de estos y de diferentes trasfondos. Se comenzó a romper el cerco que Satanás había logrado sobre el Evangelio. A tropezones, como quien se ha olvidado como correr, volvió a llevarse el evangelio al mundo y este volvió a transformar vidas y
sociedades. El mundo comenzó a cambiar y a renovarse. Satanás tendría que cambiar su estrategia nuevamente para frenar un avance que llegará hasta los últimos rincones de la tierra.
En un par de siglos el conocimiento creció de manera explosiva especialmente en las areas de ciencias, ya sociales, biológica y mecánicas. El mundo se transformaba a vista de todos. A pesar de los avances que la Luz traía, algunos hombres no querían vivir bajo la sombra de un Dios vivo y verdadero. Estos buscaban una lógica con la que pudieran negar la existencia de Dios y la responsabilidad que esto implica. Ya se
resentían los gobiernos que se amparaban en mandatos divino y poco faltó para que “descubrieran” una explicación biológica para la creación de nuevas especies sin necesidad de dios alguno. El Humanismo nació como una rebeldía al evangelio que había ganado en todas las entidades de la sociedad. Poco a poco y hasta el día de hoy se lucha una batalla para sacar al evangelio y las leyes de Dios de las instituciones sociales del Mundo. Principalmente esta batalla se ventilaba con argumentos claros en Europa y luego en norte America.
A pesar de los reversos en los prominentes países evangélicos el Espíritu se movía nuevamente iniciando una gran era de evangelismo misionero a  países retirados, aun no tocados por la Palabra de Dios. Los misioneros de europa primeramente comenzaron a salir a los confines conocidos de la tierra, y algunos aun no conocidos. Estos llevaban un evangelio completo con estilo de vida y cultura, a veces difícil de diferenciar. Pronto los Americanos surgiendo como potencia mundial comenzaron a
llevar también el Evangelio hasta los rincones de la tierra. Estos tenían posibilidades y herramientas nuevas y efectivas en lugares donde el evangelio comenzaba a cambiar realidades. Su tecnología, medicamento, conocimiento, fuerza económica parecían increíbles a los que apenas sobrevivían en sus lugares. Aveces se llegaba a confundir la “magia” del misionero por su mensaje del evangelio. En cierto sentido los
misioneros blancos parecían los caballeros de la antigüedad, todo un arsenal montado sobre un caballo blanco. Pero igual que Sansón caudillo invencible de Israel, todos son humanos y solo el Espíritu Santo los puede sostener.
Satanás no se ha dado por vencido y busca cómo frenar el avance del evangelio en diferentes partes del mundo. Hoy como nunca podemos ver sus variados frentes de guerra contra el evangelio. En China la iglesia es perseguida y aplastada con la fuerza política, pero las pequeñas iglesias crecen a escondidas en casa particulares. En Europa, antiguo centro cristiano, el ataque contra el evangelio es por medio de las universidades quienes se burlan de una creencia tan anticuada. En el Medio Oriente el
Islam sigue imperando fuerte y sangriento pero Dios hace sentir su palabra aun en sueños. En latino America se esta despertando poco a poco un evangelio pero trenzado por falsas doctrinas, ideologías europeas y materialismo americano. A pesar de tan variados frentes y estrategias enemigas solo tenemos un evangelio que compartir al mundo. Tenemos el mismo mensaje liberador, vida eterna ahora y mas allá de la muerte. El mensaje de nuestro enemigo también se puede resumir en pocas palabras, “tranquilo, no te afanes mucho, no quedes en ridículo, disfruta el momento”.
Mateo 24:14 Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como
testimonio a todas las naciones, y entonces vendrá el fin.
Me pregunto, ¿qué hará Dios para sacarnos de nuestra apatía? ¿Será que dejará que su mensaje quede opacado cuando la meta de llegar a los últimos rincones esta tan cerca? En los últimos días Dios quiere sacudir cielo y tierra, no es un castigo, es una llamada de atención. Tenemos que ver las cosas desde el punto de vista eterno. La pandemia del COVID-19 es una oportunidad de ser y actuar diferentes. Es oportunidad de mostrar la esperanza de vida dentro de nuestro ser y presentar el evangelio a tu vecino. Abre bien tus ojos, los ojos espirituales, y mira ¿a qué te esta
llamando Dios? Pongamos nuevamente la prioridad del evangelio por delante y esperemos el poder del Espíritu Santo que nos abra oportunidades.

Huyendo o Corriendo tras una corona - Eliseo Zúñiga

El mundo está casi paralizado, y las consecuencias laborales, sociales y económicas traerán resultados imprevisibles por causa del Coronavirus.

Estamos al tanto de todos los consejos e instrucciones de las autoridades médicas y gubernamentales sobre los protocolos que se deben observar en cada situación. Pero en estas circunstancias, necesitamos comprender algunas verdades sobresalientes: 

  1. Que ha habido varias epidemias a través de la historia.

 La más antigua registrada, fue la peste antonina o plaga de Galeno, entre los años 165 y 180 de nuestra era en la que murieron alrededor de 5 millones de personas.

Posteriormente la plaga de Justiniano o bubónica, entre los años 541-542. Pasó de las ratas a los humanos mediante las pulgas y arrasó con la vida de más de 25 millones.

Luego la llamada peste negra, en el siglo XIV (1346-1353) que cobró la vida de 70 a 100 millones de personas.

En el siglo XX, la pandemia de gripe 1918-1920, por la que murieron entre 20 a 50 millones de personas.

Entre los años 2005 al 2012, por el VIH Sida, murieron alrededor de 32 millones de personas.

Pero las pandemias no son la única causa de la muerte. 1.3 millones de personas mueren por accidentes de tránsito en el mundo entero. Muchas otras personas mueren por vejez o por enfermedad; porque el ser humano está condenado a morir por causa de la caída espiritual de Adán y Eva (Gn. 2:16-17; 3:1-6). De modo que “la fría mano de la muerte, toca a la choza del pobre como al palacio del rico”. 

  1. El Señor Jesucristo soportó la corona de espinas.

      “Y pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas…” (Mt. 27:29ª). Esto lo hicieron para burlarse del Señor. El Hijo de Dios, el Rey sufriendo una tortura brutal, en manos de pecadores viles. Las espinas herían el nervio trigémino. Este nervio conecta los oídos, los ojos y los maxilares superior e inferior. Herido por los espinos incrustados por los golpes le causaron al Señor, dolores insoportables.

  Además, padeció las heridas por los clavos en las manos y los pies. “Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios…” (1 P. 3:18). Así el Señor murió en la plenitud de la vida. Pero después fue “coronado de gloria y de honra” (He. 2:9).

  Al igual que el Señor, grandes siervos de Dios han muerto en plena juventud, como David Brainerd, que empezó a servir entre los “Pieles Rojas” en el año 1743. Oraba intensamente, y a veces toda la noche por la intervención de Dios entre aquellas personas. Al fin el Señor respondió a sus oraciones a los dos años, de manera maravillosa, y hubo conversiones masivas, a pesar de la desconfianza que le tenían y de la influencia adversa de los brujos. Sólo cuatro años después, en el año 1747 murió con tuberculosis, antes de cumplir los 30 años. 

  1. Dios ofrece la Corona de Justicia.

 Esta corona la recibirá todo cristiano que ama la Venida del Señor (2 Ti. 4:8). Será muy distinta al coronavirus que trae dolor, angustia, tragedia y luto a muchos hogares, y también será distinta a la corona de espinas que sufrió el Señor Jesucristo. Será una corona que el mismo Señor ceñirá a quienes aman, anhelan o esperan su Venida. ¿Estás esperando la venida del Señor?

  La Venida del Señor es para muchos solo un evento muy remoto, y para otros, sólo un dogma cristiano. Pero Dios quiere que tengamos su Venida, como algo latente en nuestro diario vivir. ¡Hoy puede venir el Señor a llevar su iglesia! – ¿Lo crees?

  Dios nos habla y dice: “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación de cuando creímos…” (Ro. 13:11-14).

  Un creyente que espera su Venida, aprovecha bien el tiempo. No se entrega a los placeres. Invierte tiempo, talentos, dones y recursos en las cosas espirituales y eternas.

  Así que, debemos recordar que han existido pandemias terribles en el pasado. Cada familia es amenazada hoy, sea o no creyente.

  Que el Señor Jesucristo sufrió con mucho dolor una corona de espinas, y aunque murieras físicamente, no te dejará morir eternamente si has depositado tu fe en Él.

  El mismo Señor guarda una corona de justicia para quienes esperan de verdad su Venida; y el Señor te la quiere entregar a ti.

  Al permitir que te sobrecoja el temor por causa de la pandemia actual, posiblemente el Señor te está llamando a confesar algún pecado; o a cambiar alguna actitud o conducta; o a tomar alguna una decisión definida de entrega y servicio a Dios, para honra Suya y bendición de tu prójimo.

  Así que, es momento de reflexionar y examinarse ante la presencia de Dios y a la luz de su Palabra, y tomar resoluciones como: Buscar la preeminencia de Dios en nuestras preferencias, elecciones, decisiones y acciones. Hacer todas las cosas a la luz de la eternidad que nos espera, e influir a otros para bien, con nuestro ejemplo de andar en los caminos de Dios.

Pequeñas cosas grandes Efectos - Alberto Yupanqui

El cuerpo del actual SARS-CoV-2 que produce la enfermedad del Covid19 mide entre 118 a 200 nanómetros, lo cual lo hace más grande y pesado que otros virus de la misma familia. Siendo tan pequeño a causado mucho daño, al colmo de parar el mundo en dos meses, con las consecuencias sabidas.
Así en la vida hay pequeñas cosas que causan grandes males:
Ecl.10.1 “Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor, al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable”.
Stg.3.5-6: “La lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas, la lengua es un fuego, un mundo de maldad”
Uno puede hacerse de una reputación de sabiduría y honra, pero puede echarlo todo a perder por un pequeño paso en falso. Es fácil arruinar nuestra vida y la de otros con sólo tres palabras dichas sin discernimiento.
Pero también hay otras cosas pequeñas que pueden ser de mucho valor:
Mt.13.31-32 “El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas, pero cuando ha crecido se hace árbol, vienen las aves del cielo y hacen sus nidos”.
Mr.11.2-3 “Vayan a la aldea de enfrente, hallaran un pollino (pequeño asno) atado; desatadlo y traédmelo, si alguien dijere ¿Por qué hacen eso? Decid que el Señor lo necesita”
Dios es experto en usar cosas pequeñas y hacer grandes proezas, en las manos de Dios lo más insignificante puede llegar a ser un gigante. Hay pequeñas cosas que no se ven a simpe vista, pero sus efectos las revelan.
Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios,
Para que el os exalte cuando fuere tiempo
1Pe.5.6

Comparte con otros:Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Print this page
Print